• 1

    Antifúngicos de uso sistémico

    Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica 2003;21(7): 366-380

    LUMBRERAS C, LIZASOAIN M, AGUADO JM

    Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica 2003;21(7): 366-380

    Tipo artículo: Artículo

    Resumen del Autor: La infección fúngica invasiva (IFI) es la complicación infecciosa que produce una mayor mortalidad. La anfotericina B ha sido hasta la década de 1990 el único fármaco disponible para el tratamiento de estas infecciones. Su espectro de actividad es excelente, pero su utilización se ve lastrada por la importante toxicidad del fármaco. La aparición de las formulaciones lipídicas ha permitido reducir la toxicidad asociada al uso de anfotericina B. Los triazoles son fármacos eficaces y seguros en el tratamiento de muchas IFI. En concreto, fluconazol es excelente en la prevención y el tratamiento de las infecciones por Candida y Cryptococcus, itraconazol tiene buena actividad frente a Candida y Aspergillus, y voriconazol ha demostrado ser más eficaz que anfotericina B en el tratamiento de la aspergilosis invasora. Caspofungina representa a una nueva familia de antifúngicos, las equinocandinas, que son muy poco tóxicas y tienen una excelente actividad frente a Candida y Aspergillus.

    Notas:

     

    Palabras clave: Anfotericina B, Antifúngicos, Azoles, Caspofungina, Fluconazol, Fluorcitosina, Itraconazol, Voriconazol

    ID MEDES: 10161



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.